Una mujer china recibe el Nobel de Medicina: Prof. Tu Youyou

Importantísimo hecho, ya que tan sólo un 3% de los Nobel de ciencia se han concedido a mujeres y más raro aún, de países en desarrollo. Su historia es, además muy interesante, ya que aisló un medicamento contra la malaria, la artemisina, a partir de una planta medicinal tradicional china del género Artemisia que se utilizaba tradicionalmente en su tratamiento. Este hecho incide sobre la importancia de volver a la biodiversidad para la búsqueda de sustancias bioactivas. La síntesis química de nuevos fármacos sólo es eficiente si existe una molécula modelo de base para las modificaciones químicas necesarias. La búsqueda de nuevos fármacos debería combinar:

  1. La exploración de sustancias bioactivas conocidas por el uso tradicional de especies que las contienen,
  2. La relación taxonómica, metabólica y ecológica entre diferentes organismos,
  3. La determinación molecular de la etiología y,
  4. El diseño in silico de moléculas activas.

La evolución y la selección natural llevan trabajando millones de años, aprovechemos su experiencia para utilizar el potencial de la modelización matemática y la realidad virtual.

Si te interesa la información sobre los nuevos premios Nobel de medicina, puedes leer aquí la noticia completa:

El Nobel de Medicina premia terapias contra la malaria y otros parásitos.

Anuncios

La peor contaminación: la que mata niños

image

No debemos olvidar que la contaminación del agua sigue matando a la gente. El principal problema de contaminación a nivel mundial parece ser el que menos nos preocupa. Probablemente porque es un problema que tenemos resuelto en los países desarrollados. De hecho un país o comunidad no se puede considerar desarrollado hasta que posee un sistema adecuado de saneamiento y gestión de residuos. Si las aguas residuales no son tratadas adecuadamente y alcanzan los ríos o cualquier fuente de agua potencialmente potable, ésta pasa a ser un foco de transmisión de enfermedades, que como veis, mata. Mata a más niños de los que podemos imaginar, niños pequeños, muy vulnerables y cuyas muertes pasan frecuentemente inadvertidas. En los países desarrollados nos preocupamos por microcontaminantes, nuevos contaminantes emergentes, que alteran nuestro sistema inmune o inducen el desarrollo de cáncer, especialmente en adultos o bien alteran nuestro ecosistema o ponen en peligro a especies insignia como focas, pandas o tortugas. Todo esto es importante, y también sabemos que toda esta macro y micropolución, la destrucción de ecosistemas y la pérdida de biodiversidad permite la proliferación y desarrollo de patógenos que infectan las aguas. Cualquier pequeño pueblo tiene su alcantarillado y sistemas de recogida de basuras, cada vez más pueblos tienen depuradora de aguas residuales. Os pido que no olvidéis esto, un buen sistema de alcantarillado, un sistema de recogida de basuras y de potabilización de agua no sólo salvan ecosistemas, sino vidas de niños, y apoyando su implementación en países en desarrollo, haremos ambas cosas.

Posted from WordPress for Android

Minas de Riotinto siglo XIX: paradigma de un desastre ecotoxicológico

Pozo de Peña de Hierro

Los yacimientos minerales de Río Tinto han sido explotados desde la prehistoria por su riqueza en plata, cobre y oro principalmente. Toda la región sud-occidental de la península Ibérica está sobre una gran veta de mineral. En el excelente museo minero de Río Tinto encontramos abundantes explicaciones y hallazgos arqueológicos de la zona ¡Incluso hay una reproducción de una mina romana con norias y tornillos de Arquímedes! Eso sí, no es apta para claustrofóbicos. Encontramos mapas geológicos y una generosa exposición de los minerales más frecuentes de la zona, maquetas que muestran la evolución de las explotaciones a cielo abierto y el desplazamiento obligado del casco urbano del pueblo según la mina avanzaba ya que, literalmente, las casas se caían a la mina abierta. También encontramos antiguas máquinas y vagones de tren y otra maquinaria minera del siglo. De hecho, de manera complementaria al museo se puede hacer una visita de la zona en una reproducción del tren minero que comunicaba la zona.

Foto del Museo Minero de Río Tinto Ernest Lluch
Entrada al Museo Minero de Río Tinto Ernest Lluch

Lo que más me ha impresionado ha sido la narración de las revueltas sociales que generó el desastre ecotoxicológico y para la salud humana, no ya de la mina, sino de los procesos metalúrgicos para la extracción y purificación de los metales, las teleras. El número de muertos debido a “La manta”, la densa contaminación del aire que lo hacía frecuentemente mortífero,  es desconocido. Cada vez que los procesos de obtención de metales saturaban el aire de sustancias tóxicas, muchas personas caían muy enfermas. Según la información del propio museo La Manta causaba lagrimeo, tos violenta y convulsiva, disnea y vómitos. La intoxicación aguda por respirar el aire contaminado llegaba a causar hemolisis, congestión vascular generalizada y asfixia, e incluso la muerte.

La mortalidad o morbilidad por efecto de La manta no son conocidas. De hecho, según la información del mueso, la causa de muerte de numerosos habitantes de la zona que figura en los certificados de defunción es la “falta de vida”. No sé muy bien si esta denominación nacía del sarcasmo de un médico amordazado por los propietarios de la mina o de la más profunda hipocresía. Es una de las grandes intrigas que me ha suscitado esta visita ¿A vosotros no? También me intriga si esta contaminación que invadió el medio hace 125 años provocó daños genotóxicos que estén aún afectando a la población de la zona. No he leído nada al respecto.

Sin embargo, la empresa sí que reconoció el daño ambiental causado e indemnizó a los propietarios afectados en la provincia. Los gases, al ser arrastrados por la lluvia, generaban ácido sulfúrico que corroía todo lo que mojaba y especialmente los tejidos de los seres vivos. Esta temible lluvia ácida, antes de ser famosa por los daños causados en centroeuropa, arrasó los campos de gran parte de Huelva y Sevilla. Este desastre ecológico afectó seriamente las explotaciones agrícolas de los terratenientes y caciques que, en una peculiar alianza, se unieron a los obreros de la zona minera en la denominada “Liga Antihumista” para denunciar la situación. Los Antihumistas lograron parar en el Senado in extremis una ley propiciada por la industria minera que declaraba las incineraciones a cielo abierto como de “interés general” evitando así su limitación. Dicho sea de paso, estos procedimientos ya habían sido prohibidos por su nefasto efecto hacía años en el país de origen de los propietarios de la mina, Reino Unido.

Si bien se logró parar esta ley, las manifestaciones de los obreros afectados fueron finalmente cruelmente aplastadas en un suceso trágico que ha pasado a la historia con el nombre del “Año de los Tiros”. Las manifestaciones de los trabajadores y sus familias fueron cruelmente aplastadas generando un número de muertos por disparos difícil de concretar. Decenas de muertos y un número indeterminado de heridos tiroteados en las calles por demandar respeto a su salud y a la de toda una región, no es algo que debamos olvidar. No hace muchos años se rodó una película que me encantaría ver.

Actualmente, tras intensivas campañas de reforestación, el desastre ecológico pasa más o menos desapercibido para los inexpertos en Botánica y Ecología. Es necesario que los habitantes de la zona nos cuenten que los pinos enclenques que vemos tienen más de 100 años para darnos cuenta de que los venenos que desencadenaron el desastre siguen presentes. Esta interesante parte de nuestra historia ilustra muy bien cómo la Salud Ambiental y la Ecotoxicología se enfrentan a problemas viejos con nuevas herramientas. Cómo afectan por igual a obreros y terratenientes. Cómo la permisividad con la contaminación de algunas industrias por razón del desarrollo económico y la creación de empleo puede conducir a la enfermedad y muerte de muchos ciudadanos, y a la destrucción de otras actividades económicas básicas como la agricultura. También pueden ayudarnos a entender las tensiones que surgen en países en desarrollo debido a la implantación de explotaciones industriales que causan estragos ambientales y para las poblaciones locales como plantaciones de palma, explotaciones de hidrocarburos o grandes presas hidroeléctricas. Espero que semejantes tensiones y sus dramáticas consecuencias no se repitan.

Me encantaría tener vuestros comentarios y opiniones. Igual alguno tenéis referencias directas de familiares originarios de la zona y podéis dar información de primera mano.

Información interesante:

http://lafactoria-cuencaminera.blogspot.com.es/2012/02/1888-ano-de-los-tiros-un-movimiento_18.html

http://huelvabuenasnoticias.com/2013/09/10/leon-brazquez-desvela-en-riotinto-nuevas-informaciones-de-sus-investigaciones-sobre-el-ano-de-los-tiros/

 

Abierto el plazo de preinscripción para “Magister en Sanidad Ambiental” URJC-UCM

El plazo de preinscripción en el Magister en Sanidad Ambiental URJC-UCM ya se encuentra abierto, desde el pasado día 2 de abril hasta el 20 de octubre de 2014.

El precio de la preinscripción es de 40,00 € que deben abonar todos los alumnos sin excepción alguna, ya que se trata de un concepto ajeno a la matrícula y es por tanto una tasa por apertura de expediente. La documentación aportada por el estudiante deberá entregarse en la Secretaría de Estudiantes del Centro adscrito.

Respecto a la reserva de plaza, en el caso de que haya sido solicitada, el plazo será del 2 de junio al 30 de junio. Cuyo importe será descontado del importe total del precio del Magister.

En concreto el Magister en Sanidad Ambiental cuenta con acuerdos con consultorías medioambientales, laboratorios de aguas, así como con diferentes administraciones que trabajan en temas concretos de aire, agua, suelos o toxicología ambiental. Además, para la realización de prácticas externas se tendrá en cuenta siempre las preferencias de los estudiantes.

Aquellos alumnos de último año o aquéllos a quienes les quede únicamente la realización de prácticas externas, éstas se podrán convalidar por las del propio Magister.

Para cualquier duda, podéis contactar con Yolanda Valcárcel

(yolanda.valcarcel@urjc.es) o Miguel Ángel Casermeiro (caserme@farm.ucm.es).

Más información en: http://www.ucm.es/edafologia/magister-en-sanidad-ambiental

 

 

4th Young Environmental Scientist Meeting—Más que un congreso

Sé que por ahí hay mucho joven científico de vocación y asistir a esta reunión podría ser una manera de empezar vuestra carrera ¿Qué tal presentar tus resultados del Prácticum o el Trabajo Fin de Estudios en un Congreso Internacional y luego hacer un poco de turismo mochilero por Serbia?

4th Young Environmental Scientist Meeting—More than a Conference.