Xataka – Este mapa muestra la contaminación del aire en tiempo real en todo el mundo

http://t.xataka.com/medicina-y-salud/este-mapa-muestra-la-contaminacion-del-aire-en-tiempo-real-en-todo-el-mundo

¿Te gustaría convertirte en un vigilante de la contaminación urbana?

La tecnología hace posible ahora que con una pequeña inversión un ciudadano interesado en el medio ambiente y la salud se convierta en un “vigilante de la contaminación”. Estas personas proveen de datos muy importantes para científicos y administraciones. Quizás no sean datos extremadamente precisos desde el punto de vista analítico como los que obtenemos en el laboratorio. Pero tienen un valor indisucutible desde el punto de vista de la cobertura geográfica. Los científicos y las administraciones no tenemos recursos para cubrir todas y cada una de las áreas de un territorio, pero los ciudadanos sí.

Así que ya sabes, si quieres participar un sensor puede ser tu próximo regalo de cumpleaños o reyes. Ver más en:

https://goteo.org/widget/project/smart-citizen-sensores-ciudadanos

Los ciudadanos ya podemos participar en redes de medición de la contaminación

¿Sabías que puedes comprar una estación de medición de la contaminación por el mismo precio que una estación meteorológica?¿que puedes mandar tus datos a una red organizada para conocer con mayor precisión los niveles de contaminación en tu localidad?

¿Qué pasaría si en Madrid, Móstoles o Alcorcón los ciudadanos supiéramos de primera mano los niveles de contaminación de nuestros barrios? Pues teniendo en cuenta que la contaminación del aire es una de las causas más importantes de alergias, asma, cáncer y otras enfermedades quizás éstas iniciativas sean fundamentales para proteger nuestra salud. Y lo puedes hacer por lo que cuesta una entrada a un concierto.

 

Environmental science: Pollution patrol : Nature News & Comment.

Problemática del ozono en los líquenes

Información preparada por la alumna Noelia Fernández Prado de la asignatura de Contaminación Ambiental y Biodiversidad del Máster Oficial en Técnicas de Caracterización y Conservación de la Diversidad Biológica.

 

Los contaminantes orgánicos del aire son sustancias de naturaleza y composición muy variada que se emiten por fuentes concretas a la atmósfera. La mayor parte de estos compuestos son procedentes de hidrocarburos o los compuestos orgánicos volátiles (COVs).

Estos COVs, en su mayoría, son el resultado de incineración de sustancias orgánicas y presentan un efecto letal para los organismos. Suelen estar formados por una cadena con carbonos y otros elementos como oxígeno, flúor, cloro, bromo, azufre o nitrógeno. La importancia del peligro de éstos es que son precursores del ozono troposférico; contribuyendo además con el smog fotoquímico al reaccionar con otros contaminantes como los NOx y con la luz solar (web magrama). Dentro de éstos nos interesan los compuestos pertenecientes a la Clase A que son los que pueden causar daños al medio ambiente.

Se conoce bastante sobre los efectos del SO2 en los líquenes, sin embargo en la actualidad son los fotooxidantes como el NOx, PAN y el O3 (junto con la deposición ácida) los compuestos que más contribuyen al declive de los bosques en función de sus características ambientales, especialmente en climas mediterráneos (Rodríguez, E. B. et al.1996; Barreno, E. & Pérez-Ortega, S. 2003).

El contaminante de interés es el O3 ya que  fue identificado como el principal contaminante que inicia el deterioro de árboles y especies epífitas, como líquenes y briófitos, debido a que aumenta la susceptibilidad a otros factores de estrés como a sequía, plagas,  temperaturas extremas, etc. además de a la mortalidad (Rodríguez, E. B. et al.1996). En cuanto a los efectos que genera, se ha observado en diversos estudios que el Ozono (1) incapacita la fotosíntesis atacando la clorofila, por lo que además también ocasiona la decoloración de los talos, (2) afecta a la respiración celular, (3) desestabiliza las membranas, (4) según a la distancia a la que se encuentre del foco emisor ocasionará la separación del liquen del sustrato e (5)  interrumpe la fijación de Nitrógeno y la transferencia de carbohidratos y nutrientes del alga o cianobacterias al hongo, lo que ocasiona la desestabilización de la estructura ocasionando la muerte(Barreno, E. & Pérez-Ortega, S. 2003; Estrada, V. H. M. & Nájera, J. M. 2011; Pellegrini, E., et al. 2014).

Por tanto, se podría definir a los líquenes como importantes bioindicadores de la calidad del aire ya que reaccionan frente a contaminantes o desviaciones de las concentraciones de los compuestos presentes en la atmósfera con respecto a las condiciones normales, generalmente por su ciclo de vida largo (Rodríguez, E. B. et al.1996). Sin embargo, pese a todos los problemas que este compuesto puede ocasionar,  y la sensibilidad de estos organismos, se ha observado en diversos estudios que no todas las especies de liquen reaccionan por igual a este compuesto. Por lo que ¿hasta qué punto son los líquenes susceptibles a contaminantes atmosféricos?

Tras experimentos de exposición de distintas especies de líquenes a diferentes concentraciones de Ozono, se observó que para el caso de las especies Lobaria pulmonaria y Pseudoparmelia sí que se redujo la fotosíntesis por blanqueo del talo, pero para el caso de Ramalina menziessi, ésta no sufrió ninguna alteración significativa (Ross, L. J. & Nash III, T. H. 1983; Sigal, L. L. & Johnston Jr, J. W. 1986). Por lo que el efecto puede depender de diferentes factores como el tiempo de exposición, la concentración de ozono a la que se encuentre expuesta (ya que se observó que los daños aparecían a elevadas concentraciones) y las características de la especie (Tarhanen, S., et al. 1997).

Esta “tolerancia”  a bajas concentraciones puede estar relacionada con los mecanismos de defensa de estos organismos, que son los llamados metabolitos secundarios contra el estrés oxidativo, en relación también con su estrategia poiquilohídrica  (Tarhanen, S., et al. 1997; Valencia-Islas, N., et al. 2007; Pellegrini, E., et al. 2014). Sin embargo al estar estrechamente relacionado con la capacidad poiquilohídrica  de estas especies, otros factores que influyen en esta tolerancia son las condiciones ambientales, ya que se vio que las lesiones se daban con mayor frecuencia en las horas más secas del día (Valencia-Islas, N., et al. 2007; Bertuzzi, S., et al. 2013).

Por todo esto podríamos concluir que el Ozono perjudicaría a estas especies, reduciendo sus poblaciones por la inhibición normal de sus funciones, ocasionándola la muerte; pero que estas afecciones dependen de muchos factores (tanto de la especie como medioambientales) y que la capacidad de cada especie para modificar o adaptar sus funciones podría ser importante para su supervivencia en los bosques afectados. Esto para algunas especies, como Lobaria pulmonaria, es un problema puesto que son especies extremadamente sensibles e importantes bioindicadores, además de que, como esta especie, algunas otras también están amenazadas en la Península Ibérica debido a su reducida área de distribución.

 

Bibliografía

Barreno, E. & Pérez-Ortega, S. (2003). Cap.6 Los líquenes y el medio. Consejería del medio ambiente, ordenación del territorio e infraestructuras del Principado de Asturias. KRK ediciones.

Bertuzzi, S., Davies, L., Power, S.A., Tretiach. M (2013). Why lichens are bad biomonitors of ozone pollution?. Ecological Indicators 34 (2013) 391– 397.

Estrada, V. H. M., & Nájera, J. M. (2011) El uso de líquenes como biomonitores para evaluar el estado de la contaminación atmosférica a nivel mundial. Biocenosis Vol. 25 (1-2).

Pellegrini, E., Bertuzzi, S., CandottoCarniel, F., Lorenzini, G., Nali, C., & Tretiach, M. (2014). Ozone tolerance in lichens: A possible explanation from biochemical to physiological level using Flavoparmelia caperata as test organism. Journal of plant physiology, 171(16), 1514-1523.

Rodríguez, E. B., Martín, S. F., & Guerra, A. S. (1996). Caracterización y tipificación de daños en vegetales para el establecimiento de una red biológica de calidad ambiental en los pinares de Tenerife (Islas Canarias). Universitat de València.

Ross, L. J., & Nash III, T. H. (1983). Effect of ozone on gross photosynthesis of lichens. Environmental and Experimental Botany23(1), 71-77.

Sigal, L. L., & Johnston Jr, J. W. (1986). Effects of acidic rain and ozone on nitrogen fixation and photosynthesis in the lichen Lobaria pulmonaria . Hoffm. Environmental and experimental botany26(1), 59-64.

Tarhanen, S., Holopainen, T., & Oksanen, J. (1997). Ultrastructural changes and electrolyte leakage from ozone fumigated epiphytic lichens. Annals of Botany, 80(5), 611-621.

Valencia-Islas, N., Zambrano, A., & Rojas, J. L. (2007). Ozone reactivity and free radical scavenging behavior of phenolic secondary metabolites in lichens exposed to chronic oxidant air pollution from Mexico City. Journal of chemical ecology, 33(8), 1619-1634.

¿Cómo se defienden los líquenes del estrés?

Recientemente el Trabajo de Fin de Grado de Alberto Coello, junto con el de otros miembros de nuestro grupo de investigación, se ha publicado en la revista internacional Microbial Ecology (impacto 3,118, ) titulado “Lichen Rehydration in Heavy Metal-Polluted Environments: Pb Modulates the Oxidative Response of Both Ramalina farinacea Thalli and Its Isolated Microalgae”. A continuación os paso un resumen que ha hecho sobre los hallazgos publicados.

Los líquenes son asociaciones simbióticas entre hongos heterótrofos (micobiontes) y organismos fotosintéticos (fotobiontes). Aunque tradicionalmente han sido organismos poco estudiados, con el paso del tiempo comienzan a descubrirse sus curiosas características, y cada una más sorprendente que la anterior.

Una de las principales características de los líquenes es que son incapaces de controlar su contenido en agua (son poiquilohidros), por lo que están sujetos continuamente a ciclos de desecación y rehidratación. Recientemente, nuestro grupo de investigación observó cómo se producía un aumento de especies reactivas de oxígeno (ROS), las cuales pueden provocar graves daños celulares, durante la rehidratación de los líquenes.

Sin embargo, se ha conseguido profundizar más en el tema, analizando no solo el liquen completo, sino cada una de sus partes. Para ello, se eligió a Ramalina farinacea, el cual es un liquen con el que este grupo de investigación ya está familiarizado, y se estudiaron también sus fotobiontes (ya que posee dos tipo de microalgas del género Trebouxia: TR1 y TR9). Además, también se estudió si la presencia de plomo durante la rehidratación afectaba a estos organismos.

Gracias a este trabajo se ha podido observar que tanto el liquen como sus fotobiontes presentan potentes mecanismos defensivos durante la rehidratación y, posiblemente, reforzados por la presencia de plomo. Además, sorprendentemente, parece ser que el fotobionte dominante en el talo es quien modula la respuesta oxidativa de todo el liquen. Esto último aspecto es, por tanto, extremadamente importante desde el punto de vista ecofisiológico y adaptativo, ya que la proporción de los talos liquénicos puede variar de población a población.

¿Por qué fumigar con plaguicidas desde una avioneta amenaza la salud?

Esta mañana he oído en una entrevista en la Cadena Ser al Director General de Medio Ambiente de Madrid intentar explicar por qué no existen riesgos para la salud de la fumigación contra la procesionaria que se está llevando a cabo en los pinares de San Martín de Valdeiglesias, Navas del Rey y Pelayos.

Me ha dejado totalmente anonadada los razonamientos argüidos por este responsable político para defender que la medida es adecuada e inocua. De hecho casi incluso ¡animaba a los aficionados a que fuesen a buscar setas este fin de semana a la zona porque no había ningún riesgo para la salud!

De la adecuación de la fumigación a la situación del pinar no voy a opinar, se lo dejo a Ingenieros de Montes/Forestales y a los Ecólogos, pero sí sobre los riesgos Ecotoxicológicos y para la Salud, porque es mi especialidad. Según el Sr. Riquelme, que parece ser Biólogo aunque no he encontrado información sobre su carrera científica, como la fumigación se realiza con microgotas, éstas se dirigen específica y exclusivamente a la copa de los árboles y no llegan ni al suelo y se dispersan por la zona.

Pues bien, me gustaría informarle de algunas cosas, porque parece que ni él ni sus técnicos tienen información de este siglo:

  1. Las microgotas del plaguicida no contienen ningún “nanorrobot” que las guíe específicamente hacia las copas de los árboles.
  2. Como son “microgotas” y no pesan mucho, se mantendrán mucho tiempo en el aire y podrán viajar muy lejos. Es lo que se llama “spray drift” o “deriva de la pulverización” (Informe de la Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo OECD, Wikipedia, lo siento, todo en inglés). Algo similar a lo que ocurre cuando se pulveriza un ambientador. A cualquiera que produce, aplica o regula le preocupa esta deriva.
  3. Las microgotas se depositarán finalmente sobre cualquier superficie ya sean árboles o las setas que haya en los claros.
  4. Los plaguicidas están diseñados químicamente para ser tóxicos y muy refractarios, es decir resistentes, a la degradación ambiental. Esto quiere decir que perdurarán en el campo donde hayan caído mucho tiempo.
  5. Aunque son menos tóxicos para las personas que para los insectos, no son inocuos. No causarán la muerte de personas o animales, pero los especialistas sabemos que causan enfermedades incluso a dosis bajísimas. Incluso tan bajas que no son detectables para la mayoría de los laboratorios químicos.
  6. El Director General dice que no hay riesgo porque el insecticida es legal. Bien, el tabaco también es legal y todos sabemos que causa graves enfermedades mortales a largo plazo. Estas sustancias son sospechosas de causar toxicidad a medio y largo plazo con diferentes efectos, entre ellos alteración endocrina, neuroendocrina, problemas reproductivos y de fertilidad e incluso cáncer.
  7. ¿Hay experimentos que lo demuestren? No hay experimentos porque, afortunadamente, no es posible meter a un grupo de personas en un laboratorio durante años aplicándoles las pequeñas cantidades de estas sustancias. Tampoco hay muchos experimentos animales, porque hacerlos de manera realista es muy largo y costoso. Lo que que hay son datos epidemiológicos que correlacionan la aparición de esas enfermedades y alteraciones en agricultores u otras poblaciones expuestas. Lo mismo que con el tabaco.

Por todo lo anterior, la utilización de avionetas para fumigar con este tipo de sustancias está desaconsejado e incluso prohibido por muchas legislaciones. La nuestra lo restringe a situaciones muy especiales con unos beneficios que superen los costes ¿Va a ser el beneficio de fumigar superior al coste en salud?

Si quieres mis consejos, ahí van:

  • Si tienes una huerta en la zona, pela la fruta que haya estado expuesta antes de consumirla. En cuanto a las verduras de hoja ancha, un lavado intenso con un par de gotas de lejía podrán reducir, aunque no eliminar, el insecticida que se hubiera depositado.
  • No es el fin de semana adecuado para ir a la zona recién fumigada a recoger setas o cualquier otro comestible silvestre. Si lo haces, me remito a mi recomendación anterior.
  • Apoya a los científicos y los grupos ambientalistas  para que las autoridades consideren y apliquen medidas de gestión ambiental sostenibles y, sobre todo, más saludables.

Y, finalmente una recomendación para el Sr. Director General y sus técnicos. Es a todas luces imprescindible que actualicen sus conocimientos para ejercer su gestión. Les recomiendo tanto nuestro Máster Oficial en Técnicas de Caracterización y Conservación de la Biodiversidad (URJC), como nuestro Magister en Sanidad Ambiental (URJC-UCM).

Científicos y vecinos critican la fumigación de los montes del suroeste | Madrid | EL PAÍS.

Minas de Riotinto siglo XIX: paradigma de un desastre ecotoxicológico

Pozo de Peña de Hierro

Los yacimientos minerales de Río Tinto han sido explotados desde la prehistoria por su riqueza en plata, cobre y oro principalmente. Toda la región sud-occidental de la península Ibérica está sobre una gran veta de mineral. En el excelente museo minero de Río Tinto encontramos abundantes explicaciones y hallazgos arqueológicos de la zona ¡Incluso hay una reproducción de una mina romana con norias y tornillos de Arquímedes! Eso sí, no es apta para claustrofóbicos. Encontramos mapas geológicos y una generosa exposición de los minerales más frecuentes de la zona, maquetas que muestran la evolución de las explotaciones a cielo abierto y el desplazamiento obligado del casco urbano del pueblo según la mina avanzaba ya que, literalmente, las casas se caían a la mina abierta. También encontramos antiguas máquinas y vagones de tren y otra maquinaria minera del siglo. De hecho, de manera complementaria al museo se puede hacer una visita de la zona en una reproducción del tren minero que comunicaba la zona.

Foto del Museo Minero de Río Tinto Ernest Lluch
Entrada al Museo Minero de Río Tinto Ernest Lluch

Lo que más me ha impresionado ha sido la narración de las revueltas sociales que generó el desastre ecotoxicológico y para la salud humana, no ya de la mina, sino de los procesos metalúrgicos para la extracción y purificación de los metales, las teleras. El número de muertos debido a “La manta”, la densa contaminación del aire que lo hacía frecuentemente mortífero,  es desconocido. Cada vez que los procesos de obtención de metales saturaban el aire de sustancias tóxicas, muchas personas caían muy enfermas. Según la información del propio museo La Manta causaba lagrimeo, tos violenta y convulsiva, disnea y vómitos. La intoxicación aguda por respirar el aire contaminado llegaba a causar hemolisis, congestión vascular generalizada y asfixia, e incluso la muerte.

La mortalidad o morbilidad por efecto de La manta no son conocidas. De hecho, según la información del mueso, la causa de muerte de numerosos habitantes de la zona que figura en los certificados de defunción es la “falta de vida”. No sé muy bien si esta denominación nacía del sarcasmo de un médico amordazado por los propietarios de la mina o de la más profunda hipocresía. Es una de las grandes intrigas que me ha suscitado esta visita ¿A vosotros no? También me intriga si esta contaminación que invadió el medio hace 125 años provocó daños genotóxicos que estén aún afectando a la población de la zona. No he leído nada al respecto.

Sin embargo, la empresa sí que reconoció el daño ambiental causado e indemnizó a los propietarios afectados en la provincia. Los gases, al ser arrastrados por la lluvia, generaban ácido sulfúrico que corroía todo lo que mojaba y especialmente los tejidos de los seres vivos. Esta temible lluvia ácida, antes de ser famosa por los daños causados en centroeuropa, arrasó los campos de gran parte de Huelva y Sevilla. Este desastre ecológico afectó seriamente las explotaciones agrícolas de los terratenientes y caciques que, en una peculiar alianza, se unieron a los obreros de la zona minera en la denominada “Liga Antihumista” para denunciar la situación. Los Antihumistas lograron parar en el Senado in extremis una ley propiciada por la industria minera que declaraba las incineraciones a cielo abierto como de “interés general” evitando así su limitación. Dicho sea de paso, estos procedimientos ya habían sido prohibidos por su nefasto efecto hacía años en el país de origen de los propietarios de la mina, Reino Unido.

Si bien se logró parar esta ley, las manifestaciones de los obreros afectados fueron finalmente cruelmente aplastadas en un suceso trágico que ha pasado a la historia con el nombre del “Año de los Tiros”. Las manifestaciones de los trabajadores y sus familias fueron cruelmente aplastadas generando un número de muertos por disparos difícil de concretar. Decenas de muertos y un número indeterminado de heridos tiroteados en las calles por demandar respeto a su salud y a la de toda una región, no es algo que debamos olvidar. No hace muchos años se rodó una película que me encantaría ver.

Actualmente, tras intensivas campañas de reforestación, el desastre ecológico pasa más o menos desapercibido para los inexpertos en Botánica y Ecología. Es necesario que los habitantes de la zona nos cuenten que los pinos enclenques que vemos tienen más de 100 años para darnos cuenta de que los venenos que desencadenaron el desastre siguen presentes. Esta interesante parte de nuestra historia ilustra muy bien cómo la Salud Ambiental y la Ecotoxicología se enfrentan a problemas viejos con nuevas herramientas. Cómo afectan por igual a obreros y terratenientes. Cómo la permisividad con la contaminación de algunas industrias por razón del desarrollo económico y la creación de empleo puede conducir a la enfermedad y muerte de muchos ciudadanos, y a la destrucción de otras actividades económicas básicas como la agricultura. También pueden ayudarnos a entender las tensiones que surgen en países en desarrollo debido a la implantación de explotaciones industriales que causan estragos ambientales y para las poblaciones locales como plantaciones de palma, explotaciones de hidrocarburos o grandes presas hidroeléctricas. Espero que semejantes tensiones y sus dramáticas consecuencias no se repitan.

Me encantaría tener vuestros comentarios y opiniones. Igual alguno tenéis referencias directas de familiares originarios de la zona y podéis dar información de primera mano.

Información interesante:

http://lafactoria-cuencaminera.blogspot.com.es/2012/02/1888-ano-de-los-tiros-un-movimiento_18.html

http://huelvabuenasnoticias.com/2013/09/10/leon-brazquez-desvela-en-riotinto-nuevas-informaciones-de-sus-investigaciones-sobre-el-ano-de-los-tiros/