¿Por qué fumigar con plaguicidas desde una avioneta amenaza la salud?

Esta mañana he oído en una entrevista en la Cadena Ser al Director General de Medio Ambiente de Madrid intentar explicar por qué no existen riesgos para la salud de la fumigación contra la procesionaria que se está llevando a cabo en los pinares de San Martín de Valdeiglesias, Navas del Rey y Pelayos.

Me ha dejado totalmente anonadada los razonamientos argüidos por este responsable político para defender que la medida es adecuada e inocua. De hecho casi incluso ¡animaba a los aficionados a que fuesen a buscar setas este fin de semana a la zona porque no había ningún riesgo para la salud!

De la adecuación de la fumigación a la situación del pinar no voy a opinar, se lo dejo a Ingenieros de Montes/Forestales y a los Ecólogos, pero sí sobre los riesgos Ecotoxicológicos y para la Salud, porque es mi especialidad. Según el Sr. Riquelme, que parece ser Biólogo aunque no he encontrado información sobre su carrera científica, como la fumigación se realiza con microgotas, éstas se dirigen específica y exclusivamente a la copa de los árboles y no llegan ni al suelo y se dispersan por la zona.

Pues bien, me gustaría informarle de algunas cosas, porque parece que ni él ni sus técnicos tienen información de este siglo:

  1. Las microgotas del plaguicida no contienen ningún “nanorrobot” que las guíe específicamente hacia las copas de los árboles.
  2. Como son “microgotas” y no pesan mucho, se mantendrán mucho tiempo en el aire y podrán viajar muy lejos. Es lo que se llama “spray drift” o “deriva de la pulverización” (Informe de la Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo OECD, Wikipedia, lo siento, todo en inglés). Algo similar a lo que ocurre cuando se pulveriza un ambientador. A cualquiera que produce, aplica o regula le preocupa esta deriva.
  3. Las microgotas se depositarán finalmente sobre cualquier superficie ya sean árboles o las setas que haya en los claros.
  4. Los plaguicidas están diseñados químicamente para ser tóxicos y muy refractarios, es decir resistentes, a la degradación ambiental. Esto quiere decir que perdurarán en el campo donde hayan caído mucho tiempo.
  5. Aunque son menos tóxicos para las personas que para los insectos, no son inocuos. No causarán la muerte de personas o animales, pero los especialistas sabemos que causan enfermedades incluso a dosis bajísimas. Incluso tan bajas que no son detectables para la mayoría de los laboratorios químicos.
  6. El Director General dice que no hay riesgo porque el insecticida es legal. Bien, el tabaco también es legal y todos sabemos que causa graves enfermedades mortales a largo plazo. Estas sustancias son sospechosas de causar toxicidad a medio y largo plazo con diferentes efectos, entre ellos alteración endocrina, neuroendocrina, problemas reproductivos y de fertilidad e incluso cáncer.
  7. ¿Hay experimentos que lo demuestren? No hay experimentos porque, afortunadamente, no es posible meter a un grupo de personas en un laboratorio durante años aplicándoles las pequeñas cantidades de estas sustancias. Tampoco hay muchos experimentos animales, porque hacerlos de manera realista es muy largo y costoso. Lo que que hay son datos epidemiológicos que correlacionan la aparición de esas enfermedades y alteraciones en agricultores u otras poblaciones expuestas. Lo mismo que con el tabaco.

Por todo lo anterior, la utilización de avionetas para fumigar con este tipo de sustancias está desaconsejado e incluso prohibido por muchas legislaciones. La nuestra lo restringe a situaciones muy especiales con unos beneficios que superen los costes ¿Va a ser el beneficio de fumigar superior al coste en salud?

Si quieres mis consejos, ahí van:

  • Si tienes una huerta en la zona, pela la fruta que haya estado expuesta antes de consumirla. En cuanto a las verduras de hoja ancha, un lavado intenso con un par de gotas de lejía podrán reducir, aunque no eliminar, el insecticida que se hubiera depositado.
  • No es el fin de semana adecuado para ir a la zona recién fumigada a recoger setas o cualquier otro comestible silvestre. Si lo haces, me remito a mi recomendación anterior.
  • Apoya a los científicos y los grupos ambientalistas  para que las autoridades consideren y apliquen medidas de gestión ambiental sostenibles y, sobre todo, más saludables.

Y, finalmente una recomendación para el Sr. Director General y sus técnicos. Es a todas luces imprescindible que actualicen sus conocimientos para ejercer su gestión. Les recomiendo tanto nuestro Máster Oficial en Técnicas de Caracterización y Conservación de la Biodiversidad (URJC), como nuestro Magister en Sanidad Ambiental (URJC-UCM).

Científicos y vecinos critican la fumigación de los montes del suroeste | Madrid | EL PAÍS.

Anuncios

¿Cuántas veces puedo rellenar la botella de agua?

Interesante artículo, claro y bien escrito. Es cierto que no hay que temer el uso de botellas u otro tipo de contenedores de plástico por un inexistente riesgo de cáncer.  Harina de otro costal es la presencia de minúsculas cantidades de micro o nanocontaminantes con potencial de alteración del sistema endocrino o inmune, tales como los ftalatos o bis- o alquilfenoles. Aún no está claro si constituyen o no un riesgo para la salud propiciando la aparición de alergias o problemas hormonales, por lo que mejor es evitar que estén ahí.

http://m.huffpost.com/es/entry/5975306?utm_hp_ref=spain

La exposición intrauterina al bisfenol-A y su efecto sobre el peso al nacer de los hijos

In utero exposure to bisphenol-A and its effect on birth weight of offspring

Los resultados de este estudio realizado en China sugieren que la exposición intrauterina al Bisfenol A, presente en multitud de productos plásticos,  durante el embarazo podría estar asociado con el bajo peso al nacer. Aunque los investigadores puntualizan que estos resultados probablemente se sustentan para elevados niveles de bisfenol A, como a los que podrían estar expuestos trabajadores de las fábricas donde se produce este compuesto químico. Para niveles de exposición más bajos los efectos no están tan claros.

Sin embargo, recordar que el bisfenol A es un disruptor endocrino, que puede interferir en la producción y acción de las hormonas. De hecho, ya se ha demostrado a través de diversos estudios que este compuesto afecta a la reproducción humana. En concreto, la exposición a bajos niveles de bisfenol A puede reducir la calidad del esperma en los hombres.

Nuevo informe sobre las sustancias químicas que perturban la función endocrina

Según un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca del estado de los conocimientos científicos sobre las sustancias químicas que perturban la función endocrina (State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals) muchas sustancias químicas sintéticas cuyos efectos sobre el sistema hormonal todavía están por investigar podrían tener importantes repercusiones en la salud.

http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2013/hormone_disrupting_20130219/es/

En el informe se pide que se siga investigando para entender plenamente las relaciones entre esos denominados perturbadores endocrinos (PE) -presentes en muchos productos domésticos e industriales- y determinadas enfermedades y trastornos. El informe señala que estudios más exhaustivos y mejores métodos analíticos podrían reducir el riesgo de enfermedad y generar ahorros considerables para la salud pública.

La lejía reduce la inflamación

Qué curioso, aunque también es cierto que hace tiempo que se sabe que las células del sistema inmune pueden producir lejía en la respuesta inflamatoria contra bacterias ¿Qué implicaciones tendrá esto para la salud de las personas que usan lejía de forma regular en la limpieza casera?

Hypochlorite Treats Inflammation | The Scientist Magazine®