El sol podría ser parte de la “dieta mediterránea”

Desde hace tiempo se sabe que la población mediterránea tenemos en general mejor salud que la centroeuropea. En gran parte se debe a la dieta mediterránea, muy variada y rica en frutas y hortalizas. Sin embargo, existían paradojas ya que los mediterráneos consumen también buenas cantidades de vino, cuyo alcohol es muy tóxico para el hígado y afecta al sistema cardiovascular. No se entendía muy bien por qué este alcohol no tenía los mismos efectos negativos en la población mediterránea que el alcohol ingerido por norte y centroeuropeos. Según se está averiguando en los últimos años algo tiene que ver con el hecho de que el vino aporta cierta cantidad de antioxidantes junto con el alcohol y que se suele consumir conjuntamente con comidas condimentadas con aceite de oliva. Pero también se está poniendo de manifiesto algo más. Nuestro sol también tiene un papel en esta protección. Según parece el simple hecho de recibir la luz del sol (no tostarse al sol) activa ciertos compuestos en la piel que actúan como protectores de la oxidación y antiinflamatorios. No es sólo el caso de la vitamina D, también ocurre con el óxido nítrico (NO), un vasodilatador, regulador de la inflamación  endógeno. Si tenéis interés en saber más:

Nutrients | Free Full-Text | Can Skin Exposure to Sunlight Prevent Liver Inflammation?.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s