Bioindicadores: Abejas

 Información preparada por la alumna Raquel Molina Serra de la asignatura de Contaminación Ambiental y Biodiversidad del Máster Oficial en Técnicas de Caracterización y Conservación de la Diversidad Biológica.

 

Las abejas, concretamente la especie Apis mellifera, han sido empleadas como bioindicadores de la contaminación ambiental por metales pesados en áreas urbanas, pesticidas en áreas rurales y de la presencia de radionucléidos en el ambiente. Junto con otros estresantes ambientales, los productos agroquímicos son sospechosos de contribuir al Desorden del Colapso de las Colonias (CCD, por sus siglas en inglés).

Las abejas tienen el cuerpo cubierto de pelos que ayudan a capturar las sustancias del exterior; éstas se bioacumulan tanto en el cuerpo como en los productos generados en la colmena (cera, miel, polen o propóleo). Esto nos que permite obtener información sobre las condiciones ambientales tanto del suelo, como del aire, agua y vegetación. Además, se puede determinar la procedencia de los contaminantes a través de análisis polínicos, y con ellos podemos elaborar mapas de bioseguridad.

Las abejas actúan como un detector de la contaminación ambiental de dos maneras: 1) su alta tasa de mortalidad indica la presencia de moléculas tóxicas, y 2) a través de los residuos en la miel y polen, y la presencia de metales pesados, fungicidas y herbicidas en las larvas. Por tanto, las abejas se consideran como uno de los mejores bioindicadores de la degradación ambiental.

Anuncios

One thought on “Bioindicadores: Abejas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s