¿Puedo contagiarme de Ébola?¿Qué tengo que hacer para prevenirlo?

Hoy, hablando con mis estudiantes, me han contado sus dudas y miedos sobre el Ébola. La Rey Juan Carlos, nuestra Universidad, tiene Campus en Móstoles y Alcorcón y nuestros estudiantes viven en la zona. Yo, de hecho vivo en el mismo barrio que la auxiliar enferma y probablemente me he cruzado con ella en la calle o el metro.

Estos tres últimos días todos estamos desbordados con “información” sobre la enfermedad y el proceso de contagio, y las autoridades sanitarias no paran de lanzar mensajes tranquilizadores… que no tranquilizan a nadie ¿Por qué? Para los que somos técnicos, la información nos esta pareciendo clara y concisa ¿Qué esta pasando?

Ahí es donde mis estudiantes Joanna, Patricia, Nati y Helena, me han ayudado a comprender y se han comprometido a colaborar conmigo en publicar una serie de consejos que realmente sean comprensibles para la gente de a pie. Con respuestas claras, específicas y consejos que todo el mundo pueda seguir.

Vamos a por la primera pregunta que me han planteado.

¿Puedo contagiarme al viajar en Metro?¿Por agarrarme a una barra a la que esta mujer se haya agarrado o sentarme donde se haya sentado?

No. El virus no aguanta estar seco. Para contagiarse hay que tocar a una persona enferma, sus vómitos frescos, su orina fresca o sus heces.

¿Me puedo contagiar yo por estar en una habitación junto con una persona contagiada a la que no se le note?

Tampoco. El virus no viaja por el aire, no es capaz de entrar por nuestros pulmones. Además, si esta persona no tiene síntomas de estar enferma: no vomita, ni tiene diarrea, no estará expulsando virus que nos infecten.

Por eso se ve en muchas fotos gente trasladando enfermos de Ébola sin mascarilla o ropa de protección.

¿Y si doy la mano a esa persona?

Tampoco. Porque, así cómo el virus no puede atravesar nuestros pulmones viajando por el aire, tampoco puede atravesar nuestra piel.

Entonces, ¿que tendría que pasar para que me contagiara?

1. Besar o tener relaciones sexuales sin protección con un enfermo o una persona fallecida (así se contagian en África).

2. Mancharme con vomito, orina o heces de un enfermo y luego tocarme la boca, los ojos o una herida sin darme cuenta (así se contagian médicos y sanitarios como la pobre Teresa). La ropa sucia de un enfermo es muy peligrosa: pañuelos, servilletas, toallas, sabanas, especialmente mientras estén húmedas.

3. Comer del mismo “bocadillo”, beber del mismo vaso o con los cubiertos manchados de saliva de un enfermo.

Entonces es parecido al SIDA ¿No?

No. El SIDA es mucho más difícil de contagiar, su sangre tiene que entrar en tu sangre por una herida o un pinchazo para contagiarte. O bien tener relaciones sexuales sin protección.

¿Cómo se desinfecta o esteriliza algo contaminado con el virus del Ébola?¿Que utilizan los equipos de desinfección?

Lejía. Ni más, ni menos. No hay mejor método. No sólo mata cualquier virus o bacteria existente, sino que destruye y descompone sus moléculas: proteínas y genes.

Sí, queridos vecinos, los equipos de desinfección que desinfectan las habitaciones de los fallecidos o van a limpiar el piso de Teresa fregarán todo con lejía. Todos podemos hacer lo mismo para estar seguros en nuestros portales y casas.

¿Como me puedo desinfectar yo para estar tranquila?¿Y a mis hijos?

Evidentemente no con lejía. La piel es bastante resistente, pero la lejía la dañaría y facilitaría la entrada de otras enfermedades. Lo mejor: agua y jabón. Un buen lavado como enseñamos a los niños. En caso de no disponer de agua y jabón, un poco de alcohol o producto alcohólico (p.ej. colonia) también sirve, aunque reseca bastante la piel. Los geles que venden en las farmacias también son soluciones alcohólicas.

Y sobre todo recordar y practicar las tradicionales normas de higiene. Nuestras abuelas y madres protegieron muy eficazmente de epidemias tan temibles como el Ébola a sus familias con higiene:

1. Lavarse bien las manos con agua y jabón después de ir al servicio.
2. Lavarse bien las manos antes de comer o manipular comida. Hacer lo mismo con las superficies donde se come.
3. No compartir vasos, botellas, cubiertos, servilletas, pañuelos, toallas, etc.
4. No tocarse ojos, boca, genitales o heridas con las manos. Utilizar pañuelos limpios, gasas estériles, papel higiénico, etc.
5. Lavarse bien antes y después de cambiarse un tampón o una compresa.
6. Lavarse bien antes y después de tener relaciones sexuales y utilizar preservativos.
7. Taparse la boca y nariz al toser y estornudar con un pañuelo. Si no disponemos de pañuelo, taparnos con el brazo (no con la mano, aunque lleva un tiempo acostumbrarse).
8. No escupir o expulsar mucosidad al suelo, ni en espacios cerrados ¡Ni en la calle o el metro!
9. No poner los zapatos sobre superficies, ropa u objetos que podamos tocar con las manos o cara. Los zapatos nos protegen de la suciedad pero están sucios. En un servicio público podemos pisar orina, heces, sangre o vómitos y la calle tampoco es mejor.
10. No sentarse, ni tocar con las manos, en el suelo por el que pisamos con los zapatos sucios…

Seguro que os quedan muchas preguntas y dudas en la cabeza. Podéis plantearlas aquí, intentaré contestarlas. Y si yo no sé, preguntare a expertos.

Esta pagina que os pongo aquí abajo es de los expertos estadounidenses del Centro de Control de Enfermedades, para la población y está en español. Información de confianza:

Enfermedad del Ébola Enfermedad del virus del Ébola | CDC.

Anuncios

10 thoughts on “¿Puedo contagiarme de Ébola?¿Qué tengo que hacer para prevenirlo?

  1. Gracias por la información. ¿Cree que es muy remota de la posibilidad de que el virus evolucione al pasar de un huésped a otro y mute de tal forma que pueda propagarse a través del aire como otros virus? También he leído que no se sabe con certeza que durante la ausencia de síntomas de una persona infectada no haya riesgo alguno de contagio.

    • Empiezo por la segunda cuestión. Los profesionales que han trabajado contra el Ébola desde el 1976 confirman que las personas infectadas no contagian la enfermedad hasta que no tienen síntomas como fiebre o vómitos ¿Cómo lo saben? Porque los familiares o sanitarios contagiados que eran aislados antes de tener fiebre no han contagiado a nadie. Así es como se ha logrado parar la epidemia en algunos países. Hay casos de médicos infectados que han viajado lejos de donde se han contagiado, incluso han tratado pacientes, con el contacto y la cercanía que eso exige, sin contagiarles el virus. Después, cuando se ha sabido que podían estar enfermos han sido aislados y han padecido la enfermedad.

      En cuanto a la cuestión de las mutaciones drásticas, los expertos no piensan que sea posible que este virus, el del Ébola, se pueda contagiar por vía aérea. Demasiados cambios simultáneos necesarios. Dejaría de ser el virus del Ébola. Sería análogo a pensar que una mutación en un ser humano le permitiera volar en vez de andar: más fantasía que ciencia-ficción.

  2. Para la gente que el otro día vio la televisión, un médico comentó que el virus puede permanecer vivo dos días. (Pero claro vivo en condiciones de humedad, verdad??) Si por ejemplo se mancha alguna cosa con cualquier fluido y a la hora se seca, eso ya no debería contagiar no?. Muy buena la entrada puede ayudar a calmar a las personas no expertas en el tema ya que se creen todo lo que le cuenten y es normal yo me creo todo lo que pueda ver y oír en los medios pero porque ya no sabes que información es verdadera y cuál no lo es tanto (o que muchas veces entendemos mal).

    • Gracias por plantear tu cuestión y por pensar que el artículo es útil. Es importante no confiar en rumores, hay que saber cuál es la formación y experiencia de la persona que habla, antes de creer lo que dice. Los expertos que mejor nos pueden asesorar son los epidemiólogos y los médicos con experiencia directa en África. Hay que buscar en la prensa e internet a esta gente. También es importante que formen parte de una organización de prestigio y de conocida actividad previa en Salud Pública que respalde sus afirmaciones.

      En cuanto a la pregunta de la resistencia del virus fuera del cuerpo, la cuestión es que está claro que la gente se contagia por abrazar, besar o lavar a enfermos o cadáveres o mancharse con su sangre o vómitos. No por tocar objetos que tocó un enfermo ¿Es relevante lo que resista el virus en experimentos de laboratorio? Es verdad que en experimentos de laboratorio se detectan algunos virus infectivos (no se puede decir “vivos”) algunas horas después de salir del cuerpo (menos de 1 día) y la desecación los inactiva rápidamente, pero ¿Qué importa eso si fuera del cuerpo, al aire, con la luz, con la contaminación, con la limpieza, en la vida real, el virus es destruido? Sólo tiene interés científico, para buscarle una cura o una vacuna en un laboratorio.

      Pero lo fundamental es seguir los consejos de higiene, mantengamos las superficies limpias y nunca nos toquemos ojos u otras mucosas con las manos sin lavar. Si no trabajamos cuidando a enfermos de Ébola en fase infectiva (con fiebre, hemorragias y vómitos), no existe manera de que entremos en contacto con el virus.

  3. Yo creo que se está generando confusión con el tema del contagio a través del aire. Efectivamente puede que no se propague por el aire técnicamente hablando, pero lo que yo entiendo y creo que la gente se refiere cuando se habla de propagación por el aire es mediante el aliento que expulsa una persona enferma al toser, hablar, respirar, el cual esta formado por micro gotas de saliva que sí pueden propagar el virus al entrar en contacto con la mucosa de una persona sana al respirar (al igual que con los besos). Estas gotas aspiradas por la persona sana no tienen porqué pasar a los pulmones, donde dices que no es posible el contagio, sino que pueden propagarse a través de las mucosas de la nariz y garganta. Por tanto, entiendo que estar cerca de una persona enferma con la suficiente carga vírica puede suponer el contagio por “aire” aunque no haya contacto estrecho. Corrígeme si me equivoco.
    Un saludo.

    • Gracias Álvaro por plantear la cuestión tan claramente. Cuando se dice que una enfermedad no se transmite por vía aérea, sino que necesita contacto directo se incluyen las microgotas expulsadas por el enfermo ¿Cómo se sabe?¿Por qué se descarta? Porque los médicos que han tratado pacientes con Ébola han comprobado que no se contagia así, mientras que otros virus como el de la gripe o el terrible SARS, sí pueden hacerlo. Es la realidad que han encontrado.

      ¿Por qué unos virus sí y otros no? Pues tenemos que pasar del campo de la Salud Pública y la Epidemiología al de la Microbiología, la Virología y la Biología Celular. Desgraciadamente se sabe muy poco del Ébola a este nivel, pero se sabe que cada tipo de virus es capaz de superar unas condiciones ambientales e infecta a un tipo de células de un tejido de un animal. Podrían pasar varias cosas:

      1. Esas microgotas no llegan en suficiente cantidad de un enfermo a una persona sana. O el enfermo ni siquiera expulsa virus con esas microgotas.
      2. El virus es destruido o inactivado por las defensas presentes en las microgotas de saliva o mucosidad. Estos fluidos corporales están cargados de proteínas destructoras (enzimas líticas) que destruyen los componentes externos o los genes del virus (proteasas, lipasas, RNAsas…). La selección natural ha hecho que la boca y nariz, por ser puertas de entrada de enfermedades y parásitos, generen saliva y moco con estas características desinfectantes.
      3. El virus del Ébola no es capaz de entrar en las células de la boca, nariz, garganta, pulmones, etc (epitelios de revestimiento). No tiene la “llave” o “código de entrada”.
      4. Es necesario que una cantidad determinada de virus (miles o millones ¿?) entren por alguna brecha o heridita en la sangre para infectar.

      O, probablemente, una mezcla de todo. Investigar por qué cada virus puede o no puede infectar de una manera u otra es fundamental para encontrar los medicamentos que pueden curar la enfermedad o, mejor, la vacuna para prevenirla. Pero no cambian la realidad de la epidemiología de la enfermedad.

      Este sería un tema apasionante para una de mis clases de Biología Celular.

    • Hola Elena. He leído el artículo, que no me gusta mucho porque es muy impreciso y confuso. Es verdad que si tocas o abrazas o besas a un enfermo sudoroso de fiebre y con hemorragias, es muy probable que te contagies. Así es como se contagian los familiares de los enfermos en África. Pero los médicos que han examinado a pacientes infectados que aún no tenían sudores de la fiebre y hemorragias, no se han contagiado. En cualquier caso no es muy higiénico abrazar a alguien sudoroso ¿no? Y dándonos la mano no nos cotagiaremos de enfermedades si no nos hurgamos luego los ojos y nos las lavamanos antes de comer. La piel es una barrera excelente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s