Homeopatía: #NoSinEvidencia

Es muy triste que la pseudociencia se abra paso por la legislación por el simple hecho del beneficio económico de algunos, que puede perjudicar la salud de otros muchos. La formulación de la filosofía de la Homeopatía en sí es claramente anticientífica: la dilución “infinita” del principio activo. Si alguno de los preparados vendidos bajo la firma de “Medicamento Homeopático”, por moda o creencia, funciona, nunca lo sabremos ¡se va a admitir legalmente que se vendan sin probar su eficacia!

Y hay otro problema mayor. La toxicología tradicionalmente ha admitido que una sustancia tiene un umbral de acción, es decir, una concentración mínima a la que ejerce su acción típica. Por ejemplo, se considera que un medicamento o incluso un veneno, no ejercerá efectos por debajo de una concentración, cantidad o dosis determinada. Sin embargo, recientes estudios, en los que yo misma y ToxAmb estamos implicados, demuestran que muchas sustancias pueden ejercer efectos biológicos por debajo de esas concentraciones determinadas en los ensayos de toxicidad/actividad clásicos. Y lo que es más importante, esos efectos pueden ser distintos e incluso opuestos a los conocidos y demostrados previamente. Este fenómeno se está haciendo especialmente patente cuando investigamos los efectos biológicos de los microcontaminantes. La explicación biológica tiene total lógica y fundamento en la fisiología celular, todas las células van a intentar defenderse de sustancias extrañas (xenobióticos) en cuanto las detecten. Y los modelos que definen estas respuestas biológicas se denominan “Modelos de Hormesis”. Pues bien, concentraciones consideradas inocuas para ciertas sustancias, pueden sorprendentemente ejercer ciertos efectos biológicos a concentraciones muchísimo más bajas. A veces beneficiosos, o a veces perjudiciales ¿quién lo sabe?

Las autoridades se han quedado muy tranquilas aprobando la seguridad de los preparados homeopáticos con la idea subyacente de que son inocuos, y por ende seguros. Todo lo más, asumen, constituyen un fraude para el consumidor y lo esperable es un “efecto placebo”. Pero se sospecha que parte de la reputación de estos preparados homeopáticos, cuya dilución no es infinita aunque sí alta (superior a partes por billón), provenga de la activación de sistemas de defensa celulares que responden a mechanismos horméticos (ver la abundante bibliografía científica reciente de A. Calabrese).

Concluyendo, podríamos encontrarnos con preparados homeopáticos que pueden afectar negativamente a la salud de algunas personas. Dichos efectos negativos se sumarían a la mera ineficacia, pudiendo agravar el estado de salud de un enfermo por falta de tratamiento. Por lo tanto reclamemos que todos los medicamentos sean testados para su eficacia y seguridad.

Si quieres unirte a esta campaña, puedes visitar el Blog Nosinevidencia, y compartir tu opinión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s