Los polutantes orgánicos volátiles (VOPs), implicados en el daño ambiental a líquenes

Recientemente hemos publicado un artículo en el que proponemos la implicación de los polutantes orgánicos en el daño que causa la contaminación atmosférica en los líquenes. Un polutante es un contaminante tóxico para los seres vivos y los líquenes son unos organismos simbióticos interesantísimos, con propiedades impresionantes y de los que sabemos poco. Lo que sí sabemos hace tiempo es que los líquenes se mueren en áreas donde el aire esta contaminado y de hecho se utilizan como bioindicadores de calidad del aire. Si veis muchos líquenes alrededor, confiad en que el aire es puro.

Los estudios realizados hasta el momento se habían centrado en contaminantes inorgánicos. Sabemos que polutantes como el ozono o el dióxido de azufre los dañan, pero no esta claro cómo, ni que produzcan suficientes daños cómo para matarlos. Nosotros presentamos pruebas de que un polutante orgánico (el hidroperóxido de cumeno) podría tener un efecto tipo “perturbador endocrino”, interfiriendo con la regulación los sistemas antioxidantes internos. En particular con el óxido nítrico (NO) endógeno, una pequeña hormona gaseosa, presente en todas las células y con funciones muy relevantes tanto en animales cómo en plantas. Por ejemplo, es necesario para la relajación de los vasos sanguíneos y prevención de infartos, para la defensa frente a infecciones o para estabilizar la clorofila durante la fotosíntesis. Como curiosidad os puedo decir que en los humanos esta molécula media la acción de medicamentos como la aspirina o el sildenafilo (Viagra).

Entre las funciones más extendidas e importantes del NO se encuentra la tolerancia al estrés, tanto abiótico (luz, temperatura, deshidratación, etc) como biótico (defensa inmune y contra patógenos). En el caso de los líquenes, demostramos hace un par de años que el NO protegía de la oxidación durante la rehidratación, un momento de gran estrés para cualquier organismo adaptado a la anhidrobiosis (vida sin agua). Tienen que volver a poner en marcha toda la maquinaria celular de golpe, es como volver a encender todos los reactores de una industria. Además, observamos que esta protección era especialmente importante para proteger la clorofila de los ficobiontes (algas simbiontes).

Nuestro estudio presenta pruebas de que el óxido nítrico también es importante en la comunicación entre células de diferentes reinos, como los hongos y las algas que forman los líquenes. Además, hemos averiguado que el peróxido de cumeno afecta e interferir con las funciones del NO. Hasta ahora no se había investigado si los polutantes orgánicos volátiles (VOPs), liberados por las combustiones industriales o urbanas (calefacciones, tráfico, etc), afectaban a los líquenes. Ya hace tiempo que se conoce que estos compuestos afectan a la salud humana a pequeñas concentraciones, causando enfermedades tan graves como el cáncer. Nuestro estudio aporta indicios de que los VOPs también pueden estar perturbando la Biología Celular y la comunicación entre los simbiontes liquénicos.

Podéis leer este artículo pinchando aquí desde un ordenador de la propia Universidad (si no, sólo tendréis acceso libre al resumen)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s